diverAVENTURA

Pues sí, ser padres es una diveraventura. Nuestro activo-pasivo miura nació con cerca de 4 kilos y al sostenerlo por primera vez sobre mi pecho levantó su cuello para observar el mundo que le rodea. Lo cierto es que un bebé fuerte tiene sus ventajas. Siendo padres primerizos, nos dio mucha seguridad que fuera grande y compacto. Y es que a veces, cuando te enteras de que serás madre, el miedo paraliza una parte de tu mente porque la responsabilidad de lo que serán las generaciones futuras, es nuestra.

Al principio pensé, 25 años y madre… y es cuando mi tía de un sopapo me quita los miedos diciéndome que con esa edad ya tenía a sus cuatro hijos.

Durante los nueve meses de embarazo me repetí una y otra vez que podía hacerlo y que además sabría hacerlo. En realidad, según y como, basta con cerrar los oídos y seguir la intuición materna que todas llevamos dentro. Cada bebé es distinto, cada madre es diferente y las necesidades varían.

Nuestro bebé tiene siete meses y por ahora solo llora porque tiene sueño y el muy gamberrillo no quiere dormir porque el mundo es muy intenso y emocionante para él. Así de feliz es, y nosotros tan solo esperamos que toda su vida sonría a los “problemas” como ahora hace.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s